sábado, 5 de octubre de 2013

Crema de calabacín sin lácteos


Que sí, que ya sé que para poder llamar a un puré crema, nos ponemos estupendos y decimos "es que las cremas llevan nata". Vale, pero yo siempre he llamado crema al puré que era más cremoso y puré al puré de verduras más espeso, contundente y grumoso. Eso por un lado, y por otro ¿y si tenemos que preparar una crema para alguien con intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de la leche? Esto me paso a mi, y lo solucioné de la forma que os voy a contar, ya que no me apetecía decirle a mi invitado "tu te quedas sin crema, tu, a comer puré".

 Aquí va mi crema de calabacín sin lácteos:

Ingredientes

2 calabacines
1 patata
1 cebolla
1 vaso de caldo
1 dl de aceite de oliva

Preparación
Lavamos y pelamos los tres ingredientes. Picamos la cebolla, partimos el calabacín en daditos y la patata en trozos.

En la olla, cazo o cazuela que vayamos a cocinar, calentamos el aceite y doramos la cebolla, añadiendo después el calabacín, que rehogamos un par de minutos y finalmente la patata que también rehogamos un par de minutos.

Añadimos el vaso de caldo y agua hasta que cubra los ingredientes y dejamos hervir hasta que la patata esté blandita. Después pasamos por una batidora de mano o de vaso,(lo que usemos normalmente) y lo trabajamos muy bien hasta que nos quede la textura de la crema.

Servimos calentita y la podemos adornar con un toquecito de pimienta recién molida.
Publicar un comentario