viernes, 4 de noviembre de 2016

Morcilla de Burgos en bocadillo

Las cenas, suelen ser un plato dificil de preparar, hay poco tiempo, mucho cansancio acumulado y pocas ganas de meterse a guisar. Tenía una amiga que trabajaba todo el día y la única comida decente que hacía en 24 horas era la cena, y por ese motivo no le importaba ponerse a cocinar unas fabes o un pollo asado cuando llega llegaba a casa las siete de del tarde. Por lo general, yo no soy tan diligente; a mi me pilla el toro con las cenas, hay días que a las nueve aun no se que les voy a poner en casa para cenar, y suelo improvisar con lo que voy encontrando.

Algunas de esas improvisaciones son en realidad una fiel copia de la cena que podrías hacer en cualquier feria de verano, alternando en una caseta o chiringuito. El plato de hoy es uno de ellos. Os dejo el vídeo.


Y la receta:

Ingredientes para 2 personas

1 morcilla de Burgos (morcilla de arroz)
1 barra de pan
harina
aceite

Preparación 

Preparamos la morcilla quitándole los extremos, que suelen venir sellado con una argollita metálica. Estos extremos los tiramos para evitar accidentes (como tragarse la dichosa argollita).

Partimos la morcilla en rodajas gruesas.

Enharimos las rodajas de morcilla.

Ponemos una sarten con dos o tres cucharadas de aceite a calentar, y cuando está bien caliente freimos la morcilla por los lados hasta que esté bien doradita.

Partimos el pan para hacer los bocadillos, (diez-doce centímetros, dependiendo de si te gusta comer mucho o poco pan)  y lo abrimos a la mitad´.

Cuando la morcilla está frita, colocamos rodajas sobre el pan, hasta cubrirlo.

Y podemos servir nuestros ricos bocadillos, no hay feria que los supere, os lo digo.


Publicar un comentario