sábado, 19 de enero de 2013

Bizcocho de yogur al chocolate

Hoy vamos rapidito. 
Tomando la receta base del bizcocho de yogur, pero añadiendo 1 medida de cacao, (de la marca que uses habitualmente) o de chocolate a la taza en polvo, tendremos el mismo rico bizcocho, pero de chocolate. 
Bizcocho de yogur al chocolate
Y por si quieres visualizar el proceso, aquí te dejo el vídeo:

viernes, 18 de enero de 2013

Bizcocho de yogur

Esta receta, que yo recuerde ya la hacía mi madre desde que yo era un mico. Es además uno de los recuerdos más temprano que tengo. Mi madre escuchaba un programa en la radio donde daban trucos, remedios caseros y recetas, y recuerdo ver como después de oir la receta del yogur, cogió un boli y la apuntó mientras me decía ¿parece fácil, verdad?

Pues bien, aunque de niña hice la receta un par de veces bajo la atenta supervisión de mi madre, he de reconocer que hasta el 2005 aproximadamente no me sentí tentada de realizar de nuevo este bizcocho, cuando vi que era parte del desayuno estrella de una casa rural en la que trabajé.

Bizcocho de yogur
Y desde aquél momento no sólo recuperé la receta sino que he hecho mis propios experimentos  añadiendo ingredientes, cambiando las cantidades, etc. Pero esto, son otras recetas y deberán ser contadas en otra ocasión, hoy vamos con la base, con el clásico bizcocho de yogur. Os dejo en primer lugar el vídeo que para eso lo tenemos:



Ingredientes

1 yogur natural  (no importa si es bífidus, griego, desnatado o con música, pero debes conservar el envase ya que será la medida para os otros ingredientes)
1 sobre de levadura
1 medida de aceite de girasol (la medida es el vaso del yogur)
2 medidas de azúcar
3 huevos
3 medidas de harina

1 nuez de mantequilla para untar el molde.

Preparación

En un bol se mezclan los ingredientes. Yo prefiero mezclarlos de uno en uno, según los voy añadiendo, pero esto va en preferencias, puedes mezclarlos dos a dos o todos juntos. Tiene que quedar una masa algo líquida pero espesa.

Se precalienta el horno a 180º o 200º. Como ya he dicho en otra ocasión cada horno es un mundo y nadie mejor que tu para saber como va tu horno.

Se unta el molde con mantequilla, y se le añade la mezcla despacito. Se introduce el molde en el horno y se deja que se haga el bizcocho durante unos 30 o 40 minutos. Para saber si está en su punto puedes utilizar un palito de metal o de madera (de los que se usan para las brochetas) e introducirlo en el bizcocho. Si sale húmedo, con pasta pegada, el bizcocho aún no está cocido por dentro. Si sale limpio, o con una miguita de bizcocho es que ya está cocinado (por fuera ha de estar doradito).

Y una vez cocido sólo hay que sacarlo del horno, dejarlo enfriar, desmoldarlo y listo para comer en el desayuno, en la merienda, de postre o de recena.




jueves, 17 de enero de 2013

Nidos a la Carbonara

Cuando hay niños pequeños en casa, las cenas pueden complicarse, ¡y mucho!. Entre baños, cenas personalizadas, juegos de última hora y otros imprevistos, a veces hay que sacarse de la chistera algún plato rápido, sencillo y nutritivo con el que en un principio no contabas.

Por otro lado en casa tenemos la creencia de que, la pasta por la noche, favorece los dulces sueños de los más mayores, así que hoy os traigo el vídeo y la receta de un plato hipersencillo: Nidos a la carbonara.



Ingredientes

Nidos  (unos 4 o 5 nidos por persona son suficientes, pero si tienes más hambre, pues más)
Bacon en lonchas, en un trozo o cortado en taquitos (entre 70 -100 gramos, también depende de si te gusta con mucho bacon o con el justo)
1 bote de 200 ml de nata para cocinar
pimienta
1 quesito
1 pastilla de caldo

Preparación

En un cazo o una olla, ponemos agua a calentar y cuando rompa a hervir añadimos los nidos, la pastilla de caldo desecha y una gotita de aceite. Dejamos cocer unos diez minutos, dependiendo de la pasta, cada marca trae sus indicaciones y unas recomiendan más minutos y otras unos pocos menos. También depende de si la pasta nos gusta al dente o un poquito más blandita.

Mientras cuece la pasta, cortamos el bacon en trocitos, ponemos un poquito de aceite en una sartén y doramos el bacon. Cuando está dorado  añadimos el quesito y la nata, removemos bien (el quesito debe quedar completamente derretido) y añadimos pimienta molida. Dejamos hervir hasta que la salsa haya espesado un poco.

Como todo en la cocina, el espesor de la salsa va en gusto hay a quien le gusta prácticamente líquida y a quien le gusta muy espesa. Si estás en el segundo grupo debes esperar un poquito más.

Por último, se escurre la pasta, se coloca en platos y se reparte la salsa por encima.

Y ya está listo para servir.


lunes, 14 de enero de 2013

Arroz con pollo a mi manera

A este arroz con pollo le llamo "a mi manera" por ser el resultado de una simplificación que he ido haciendo con todas las recetas de  arroz que me he ido encontrando.

De nuevo, aprovechando que tenemos canal en youtube, os traigo el vídeo de la preparación, por si os resulta más fácil seguir la receta así.





Ingredientes (para 2 personas)
1 vaso de arroz
1 pechuga de pollo cortada en dados
1 sobre de condimento para paellas
1 pastilla de caldo
1 cebolla
1 lata de guisantes
2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación

Pelamos la cebolla y la cortamos en trocitos muy pequeñitos. En una sartén ancha y baja (o en un paellero) se pone a calentar el aceite y doramos la cebolla. Cuando ya ha cogido un poquito de color añadimos los guisantes (escurridos) y el pollo  y lo rehogamos todo unos cinco o diez minutos.

Es el momento de incorporar el arroz, a mi me gusta rehogarlo un poco con todos los ingredientes. Justo antes de añadir el agua, incorporamos el contenido del sobre de condimento y la pastilla de caldo bien desecha, mezclamos todo y añadimos tres vasos de agua.

Para estar listo necesita entre 30 y 45 minutos dependiendo de dos cosas, la primera la potencia del fuego donde lo estamos haciendo, y segunda el punto en el que nos gusta el arroz. Si te gusta  entero poco más de 30 minutos será suficiente, si te gusta como a mi un pelí pasado tendrás que dejarlo algo más. Cuando el agua se ha consumido, el arroz está listo para servir.

Recomendaciones
*Para que el arroz no se pegue en el fondo conviene mover la sartén de vez en cuando, ¡ojo, mover la sartén, no remover el fondo!

*Si ves que se está quedando sin caldo y aún no está el arroz blando se  puede  añadir otro vaso de agua.

*Conviene comprobar el punto de sal y del arroz antes de retirarlo del fuego.

*Si quieres se puede añadir también una lata de pimiento morrón o de champiñones, en caso de hacerlo recuerda que el champiñón necesita más tiempo para hacerse bien.

*Se puede sustituir el sobre de condimento para paellas por colorante alimentario y sal, pero el resultado es un poco más insípido.

*Puedes servirlo con unos gajos de limón o con un poquito de ali-oli.


domingo, 13 de enero de 2013

Empanadillas rellenas de atún

Muchas noches tenemos varios impedimentos para preparar la cena, a saber, el tiempo, las ganas y en alguna que otra ocasión la falta de ingredientes. Pues con cuatro cositas y en 15 minutos podemos tener listas unas ricas empanadillas caseras, siempre y cuando tengas la previsión de tener unas obleas en casa por si acaso.

Ojo, las obleas para empanadillas tienen una caducidad corta, por lo que conviene revisarlas no se vayan a pasar de fecha.

Y como hoy estoy trabajadora, además de la explicación te dejo el vídeo para que veas como las hago.



Ingredientes (para 2 personas)
1 paquete de obleas para empanadillas (pequeño)
2 latas de atún en aceite vegetal, oliva o al natural
1 lata de pimiento morrón
1/2 bote de tomate frito
1 huevo
Aceite para freir (girasol, oliva, según las preferencias)

Preparación
Lo primero que hay que hacer es cocer el huevo. Cuando esté cocido y frio, le quitas la cáscara y lo picas en trocitos muy pequeños.

En un bol mezclas el huevo, con el tomate frito (cuatro o cinco cucharadas), el atún bien escurrido y el pimiento morrón, también escurrido y picadito. Se liga todo bien hasta que sea una pasta.

Extendemos las obleas. Yo no les quito el papel de parafina hasta el momento de freir, así las mantengo separadas y no se me pegan unas con otras.

Se pone una cucharadita de relleno en el centro de cada oblea, se dobla la oblea sobre si misma formando una media luna y se presiona un poco con los dedos para cerrarla. Después la sellamos con la punta de un tenedor, haciendo muescas en todo el borde de la empanadilla.

Sólo nos falta freirlas, en aceite abundante y caliente y servirlas.

Recomendaciones
La pasta de empanadillas es muy delicada así que te aconsejo:
*No rellenar en exceso la empanadilla, si lo haces la masa se romperá al freírla y manchara todo el aceite salpicando (y todos sabemos lo desagradable que es que el aceite salte)
*La pasta se fríe muy rápido, por lo que tampoco conviene que estén demasiado tostadas, amargarían y te estropearían el plato.
* Para evitar que la pasta se estropee y se rompa fríe las empanadillas de cuatro en cuatro tanto en sartén como en freidora. Si utilizas una sartén pequeña de dos en dos como mucho.
*El aceite ha de estar muy caliente, de lo contrario la masa se reblandece y se rompe, además de no quedar bien frita

Las empanadillas aguantan bien el congelado una vez preparadas (por supuesto, antes de freírlas). Para conservarlas mejor, si decides congelarlas, deja el papel de parafina, así podrás separarlas con más facilidad el día que tengas que utilizarlas

miércoles, 2 de enero de 2013

Compota de manzana y pera


Compota de manzana y pera
Hoy nos vamos a iniciar en un experimento, que es el de aprovechar el canal de youtube para explicar en un vídeo la receta.

Esta mañana le hice a mi pequeña unos potitos naturales,  de fruta, que tiene como base una compota de manzana y pera muy sencilla de hacer.


Ingredientes

3 peras
3 manzanas
2 cucharadas de azucar

Preparación

Se pelan las manzanas y las peras y se trocean. En una cazuela los cubrimos de agua, le añadimos las dos cucharaditas de azúcar y lo ponemos a hervir, dejándolo un buen rato, hasta que la fruta esté blandita y se haya consumido gran parte del agua.

Apartamos del fuego y pasamos por la batidora y ya tenemos la compota lista. Y la puedes utilizar para lo que quieras.

SUGERENCIAS
* Para convertir la compota en una merienda de frutas y galletas añadimos unas tres o cuatro galletas maría y batimos de nuevo. Nos va a quedar un puré de textura muy suave y que a los peques les encanta.

*Esta misma compota la podemos utilizar como base para preparar una salsa de manzana y pera, añadiendo una cucharada generosa de mantequilla y una pizca de sal.