miércoles, 16 de abril de 2014

Tarta Tren de plumcake y chuches


La primera vez que vi esta tarta, a una amiga de facebook, me enamore de ella, y desde entonces deseé que llegase el momento de poder hacerla. Hace unos días con ocasión del cumple de mi retoño hice por primera vez la Tarta Tren de plumcake y chuches. Yo la miraba y veía un camión más que un tren, pero los peques reconocieron mejor que yo lo que era. Dicho sea de paso, he consultado unas cuantas versiones en internet, y aunque estaría genial aventurar más la próxima vez haciendo yo misma los plumcakes, sólo tenía tiempo para ejercer de albañil, es decir, para pegar las piezas.

Ingredientes

2 plumcakes de chocolate cubiertos de chocolate (como mínimo, luego añade todos los vagones que necesites según el número de invitados que vayas a tener).
crema de cacao y avellana (como pegamento)
1 paquetes de galletas tipo filipino blancas
1 paquete de mikados
chucherías y golosinas variadas

Preparación

Corta uno de los plumcakes en dos trozos, uno más largo, que será la maquinaria de  la locomotora, y otro más corto, que hará las veces de cabina. Pegalas para que parezcan la locomotora.

Yo hice las vías con regaliz rojo del gordo pero las he visto con nubes, bizcochos, barritas de kitkat, en fin que lo que más te apetezca.

Los ejes de las ruedas son Mikados, y las ruedas las hice pegando dos galletas tipo filipin con un poco de crema de cacao y avellana. Una vez colocados los ejes en los plumcakes se introducen las ruedas y se pegan un poco al bizcocho para que no se caigan.

Después echa a volar la imaginación para poner la chimenea y lo que transportan los vagones, en mi caso era un mercancías cargadito de chuches.

miércoles, 9 de abril de 2014

Ternera en salsa de zanahoria

Mi madre hacía dos versiones de este plato, una dulce y una salada. Otro día os cuento la dulce, hoy vamos con la versión más sabrosa.

Lo cierto es que yo he vulgarizado el plato, mi madre solía asar una buena pieza de redondo, y nos ponía este plato en ocasiones muy especiales. Yo he suprimido el proceso de asado para agilizar la receta y que pueda ser un plato en entresemana.

Aquí está el vídeo:
Y vamos allá con la receta

Ingredientes
3 filetes de redondo de ternera o 3 escalopines pequeños en su defecto por persona
harina
5 o 6 zanahorias
1 cebolla
1 vaso de caldo o 1 pastilla de caldo + 1 vaso de agua
aceite de oliva

Preparación
Enharinamos los filetes y los doramos  en aceite de oliva a fuego medio. Una vez dorados los reservamos.

Pelamos, lavamos y picamos la cebolla y la doramos en el mismo aceite en el que hemos hecho los filetes. Lavamos, pelamos y picamos en rodajas la zanahoria. Cuando la cebolla esté dorada, añadimos la zanahoria y lo rehogamos todo junto hasta que la zanahoria esté blandita.

Incorporamos el vino blanco y el caldo, dejamos hervir todo junto unos cinco minutos y pasamos la salsa por la batidora hasta que nos quede suave y fina.

Después incorporamos de nuevo a la cacerola la carne y la salsa y lo dejamos hervir a fuego lento durante unos diez o quince minutos. Y ya está. Listo para disfrutar.

Como acompañamiento puedes poner unas patatas fritas o un risotto, ambas cosas le van muy bien.

miércoles, 2 de abril de 2014

Bizcocho de yogur y limón

¿He dicho ya que he probado diversas variantes del bizcocho de yogur? Hoy os traigo mi versión al limón. Este bizcocho les gustará a aquellos que no les gustan los dulces demasiado dulces.

Os traigo por una parte, el vídeo:
Y por otra la receta.

Ingredientes
Un yogur de limón (guardamos el vasito del yogur que utilizaremos como medida)
3 huevos
3 medidas de harina
1 limón
2 medidas de azúcar
1 medida de aceite
1 sobre de levadura
1 nuez de mantequilla

Preparación
En primer lugar rallaremos la cáscara del limón, procurando no llegar a la parte blanca, porque amargaría el bizcocho. Por otro lado exprimimos el limón.

En un bol mezclamos bien todos los ingredientes (excepto la mantequilla), hasta tener una masa semi-líquida y  homogénea.

Engrasamos el molde con la mantequilla, rellenamos con la  masa, ponemos el horno a calentar a 200 grados  y metemos el bizcocho durante unos 50 minutos a 180 grados.

Comprobamos que está bien horneado con la prueba del palillo de madera (pinchamos el bizcocho, y si el palillo sale limpio es que ya está cocido, si no, habrá que dejarlo un porquito más).

Y ya está, ya tienes una nueva versión del clásico bizcocho de yogur.



miércoles, 26 de marzo de 2014

Calderillo de Arguiñano

Al menos han pasado diez años desde que me compre el libro de Karlos Arguiñano, 1069 recetas de cocina, libro que uso al menos cinco o seis veces por temporada en busca de nuevas preparaciones.

Hace un par de años empecé a buscar una nueva forma de hacer un guiso con carne y encontré una receta llamada Calderillo. La primera vez que la hice me sorprendió la diferencia de sabor con un ragout, usando unos ingredientes tan parecidos, así que la añadí a los guisos habituales que hacemos en casa.

Aquí tenéis el vídeo:
Y aquí va la receta, no es exactamente igual que la original, he adaptado las proporciones y los ingredientes al gusto de mis comensales:

Ingredientes (para 2/3 raciones)
3 patatas
1 zanahoria
1 guindilla
1 tomate
1 lata de pimiento morrón
2 cucharaditas de vinagre de jerez
1 ajo
sal
1 cebolla
1/2 kilo de carne de ternera en dados (ragout, morcillo, etc)
aceite de oliva
perejil
pimienta


Preparación
Lavamos todas las verduras y hortalizas. Pelamos las patatas, las triscamos en trozos no muy grandes y las reservamos en agua.

Pelamos la zanahoria, la cortamos en cuadraditos. Hacemos lo mismo con la cebolla y el ajo.
Eliminamos el líquido de la conserva de los pimientos, los lavamos y los partimos en trozos pequeñitos.
Picamos el tomate también en trozos pequeños.

En una olla ponemos un par de cucharadas soperas de aceite de oliva y rehogamos la cebolla, el ajo, la zanahoria, el tomate y el pimiento, y encima ponemos la carne. Salpimentamos, añadimos la guindilla, el vinagre y agregamos un vaso de agua, dejamos hervir todo junto cerca de una hora, a fuego medio y con la olla tapada.

Por otro lado freímos las patatas y las reservamos. Cuando el guiso lleve unos cincuenta minutos añadimos las patatas, una pizca de perejil picado y lo dejamos todo junto otros 10 minutos.

Y ya está listo para servir. A ver si os gusta tanto como a nosotros la receta del Sr. Arguiñano.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Salsa de manzana

Esta salsa es la misma que hago para hacer el Lomo de cerdo con prisas, pero que puede acompañar muy bien otras carnes bien asadas, bien a la plancha. Principalmente la recomiendo con cerdo pero también le va bien a la ternera.

Es muy fácil y rápida de preparar.
 Ingredientes:
3 o 4 manzanas
1 cucharada de aceite o 1 nuez de margarina o mantequilla
agua
sal
azúcar

Preparación
Lavamos y pelamos las manzanas y las partimos en trozos grandes que incorporamos a una cazuela. Añadimos el aceite o la mantequilla, una pizca de sal y una pizca de azúcar y cubrimos con agua las manzanas. Ponemos a cocer y cuando casi se haya evaporado el agua, apartamos del fuego y lo pasamos todo por la batidora. Y ya esta lista, a la salsera y servir junto a la carne de nuestra elección.


miércoles, 12 de marzo de 2014

Magro con tomate

De niña siempre creí que el magro con tomate se preparaba con unas latas que de vez en cuando veía por casa de mi abuelo, hasta que fuí a Murcia y probé este plato, donde al parecer es tradicional. Desde entonces siempre quise aprender a cocinarlo, pero nunca me atreví.

Años después fui a Huesca a visitar a unos amigos, y resultó que el magro con tomate también es allí plato tradicional, así que ni cortos ni perezosos el grupo de amigos nos decidimos a preparar este delicioso plato. Salió tan rico que desde entonces se ha convertido un habitual entre lo que hago para comer en casa.

Aquí va el vídeo:
Ingredientes:
(para 2 personas aproximadamente)

1/2 kilo de magro de cerdo (cuanto más libre de grasa, mejor)
1 cebolla
2 ajos
aceite de oliva
1/2 kilo de tomate triturado
sal
pimienta
dos dedos de vino blanco
1 pimiento rojo

Preparación
Lavamos bien el pimiento, le quitamos el centro, las pepitas y lo bordes blancos. Partimos en trocitos pequeños. Pelamos la cebolla, la lavamos y la partimos en trozos. También pelamos el ajo y lo picamos.

En una sartén o cacerola hacemos un sofrito con la cebolla, los ajos y el pimiento. Agregamos la carne y lo rehogamos todo junto hasta que la carne coja color.

Añadimos la pastilla de caldo y el vino blanco y removemos bien el fondo. Dejamos reducir el alcohol, y añadimos el tomate triturado. Si queremos darle más sabor podemos añadir también una hoja de laurel, y un pelín de orégano.

Bajamos el fuego y dejamos hervir todo junto una hora aproximadamente (hasta que la carne esté blandita) dando vueltas de vez en cuando para que no se pegue.

Una vez realizado este proceso, está listo para comer.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Potaje de Vigilia

Tradicionalmente, en los hogares católicos se comía este delicioso plato los viernes de las semanas de cuaresma, y muy especialmente en Semana Santa. La principal función de este plato era suprimir la carne de la dieta, y lo cierto es que no creo que nadie lo echara en falta con la contundencia que tiene la receta.

Vaya por delante que soy una apasionada de los guisos de legumbres y sobre todo de garbanzos y por si acaso, os pasa como a mi, os cuento cómo lo hago.

Lo primero, os dejo el vídeo, y como siempre, a continuación podéis leer toda la receta:
Ingredientes

300 grs (aprox) de Garbanzos, puesto en remojo el día anterior
2 cebollas
2 dientes de ajo
1 tomate
100 o 150 grs de pan
150 grs de espinacas
1 Zanahoria
2 huevos cocidos
pimentón
harina
cominos
clavo

Preparación 

Ponemos en remojo los garbanzos 24 horas antes de preparar el guiso.

Cocemos los dos huevos y reservamos.

Lo primero de todo es poner a cocer los garbanzos mientras preparamos el resto de los ingredientes. Picamos una cebolla, un ajo y el tomate muy picadito y cortamos el pan en daditos.

Añadimos a la olla con los garbanzos la zanahoria y 1 ajo entero.  Limpiamos la cebolla y le pinchamos varios clavos (se entiende que el condimento llamado clavo, no me vayáis a llenar la cebolla de puntas de hierro), y la añadimos también.

En una sartén  ponemos aceite de oliva a calentar (una cucharada) y  hacemos picatostes con el pan.

Vamos a poner en un mortero un poco de comino, la mitad del pan frito (reservamos la otra mitad) y una yema de huevo y lo machacamos bien. Sofreímos la otra cebolla, junto con el otro ajo, el pimentón y el tomate (los ingredientes que  habíamos picado previamente) y añadimos el majado de comino, huevo y pan.

Cuando los garbanzos llevan cerca de hora y media cociendo, añadimos el bacalao, el sofrito y las espinacas y lo dejamos hervir a fuego lento otras dos horas.

Partimos el huevo en cuartos, y cuando ya está listo el guiso, lo servimos con unos picatostes y un cuartito de huevo por encima. Y a disfrutar de la Semana Santa.