martes, 7 de marzo de 2017

Sandwich mixto con huevo

He de reconocer que nunca fui muy asidua de los sandwiches, excepto del mixto y cuando mis padres me lo pedían en alguna cafeteria. En casa no conseguían que me entrasen por los ojos, prefería cualquier cosa con pan de barra que con pan de sandwich. Pero en la etapa universitaria, cuando muchas noches llegaba tarde a la cena familiar y tenía que improvisar, me dio por usar la tostadora y probar a hacer sandwiches que no solo me llenasen el estómago, sino que además, estuviesen ricos y listos en diez minutos.

Este que comparto hoy, es contundente, y contiene nutrientes de todos los grupos alimenticios y es un festival para un dia con mucho desgaste. Además es un clásico en las cafeterias españolas, por lo que, fue uno de los primeros que pasaron el filtro en mi lista de ensayo y error.

Vale, no me extiendo más, aquí el vídeo-tutorial:
Y aquí la preparación:

Ingredientes (por cada sandwich)
2 rebanadas de pan de molde
un par de hojas de lechuga, o una tacita de ensalada cuatro estaciones
1/2 tomate
1/4 cebolla
1 o 2 cucharaditas de mayonesa
1 huevo
2 lonchas de jamón york cortado para sandwich
1 loncha de queso de sandwich
aceite de oliva

Preparación
Empezamos preparando los ingredientes frios, lavamos bien la lechuga y la troceamos, y hacemos lo mismo con la cebolla y el tomate, partiendolos en aros y rodajas.

Después preparamos el fiambre. Colamos la loncha de que queso sobre una loncha de jamón y cubrimos con la otra loncha.

Ponemos a tostar el pan, utilizando una tostadora o una plancha.

Pasamos por la plancha con una gota de aceite de oliva el fiambre montado.

Y en una sarten con aceite de oliva caliente freímos el huevo.

Por último, cuando ya tenemos todos los elementos, montamos el sandwich: untamos por uan sola cara una  de las rebanadas con mayonesa, coloamos encima la lechuga, el tomate y la cebolla, y sobre los vegetales colocamos el fiambre a la plancha, por último colocamos el huevo frito, procurando que la yema quedemás o menos en el centro del sandwich.

Con ayuda de un vaso de chupito, o con un molde de galletas, recortamos un circulo que sea más o menos el de la circunferencia del huevo de la última rebanada de pan y la colocamos sobre el sandwich. Y tenemos la cena lista.


Publicar un comentario