domingo, 13 de enero de 2008

Cordero Asado al Romero

La verdad es que una acaba harta de tanto comer en navidades, pero de todas formas de vez en cuando (y sin necesidad de que sea fiesta) también se puede hacer este plato, que está para chuparse los dedos. Eso sí ¡tienes que disponer de tiempo, en caso contrario ¡¡renuncia a ello!!

Cordero Asado al Romero (para 2 personas o más)

1 paletilla o pierna de cordero
3 patatas
1 cebolla
2 zanahoria o un tarrito de zanahorias peladas y cortadas (no vale la rayada)
Romero
Vino blanco
1 vaso de caldo de carne (o un vaso de agua caliente con una pastilla de caldo)
sal
pimienta
aceite de oliva

En primer lugar encendemos el horno a 180º. Untamos la pieza de cordero que se vaya a asar con aceite oliva (lo justo para darle brillo) y la salpimentamos en la fuente donde vayamos a cocinarla. Metemos en el horno.

Con mortero y mano se machacan los ajos con un poco de perejil, sal y romero y se agregan en un bol con el caldo de carne y el vino. Se bate todo bien. Con este caldo regaremos frecuentemente (cada 15 minutos) el cordero para que no se quede seco.

Se pelan las patatas y se cortan en cuadros grandes, y las zanahorias se pelan y se cortan en bastones (se puede optar por las ya peladas y cortadas, tanto en patatas como zanahorias, aunque no es muy recomendable el cambio en las patatas). Se pela la cebolla y se trocea en aros.

Cuando el cordero lleva más o menos una hora en el horno, le añadimos las patatas, zanahorias y cebolla y se sigue regando.

Cuando veas que la paletilla está bien dorada, las patatas y resto de hortalizas asadas y en su punto, se puede dar por hecho (si la pieza de cordero lleva cortes, podemos fijarnos para saber si está hecha), pero nunca viene mal cinco o diez minutos de grill, si te gusta la piel crujiente.

Servir calentita, y si te sobra consulta la receta de Cordero arreglado para aprovecharlo.

Buen provecho.
Publicar un comentario