jueves, 20 de noviembre de 2014

Niños envueltos

En mi memoria aparece mil veces la escena y mil veces me hará reir. Llegar corriendo a casa del colegio y preguntarle a mi madre ¿Qué hay para comer? y desde los fogones ella responder "Niños envueltos". Me acerqué al horno a ver a que niño de la familia había decidido cocinar mi madre... pero afortunadamente solo era un rico plato de ternera en salsa.

Y desde aquel momento de tensión (fue más brutal el dia que me dijo que había Ñitos y ya os traeré la receta) los niños envueltos han sido uno de mis platos favoritos. Los he comido en muchas partes con muchas variantes, en el relleno, en el rebozado, en la salsa...pero siguen siendo Niños envueltos.

Esta receta que os traigo hoy es una mezcla entre la que hacía mi madre y la que hace mi suegra, y como hemos juntado lo mejor de cada casa está de miedo.

Aquí va el vídeo:

Y aquí la receta, que advierto, es laboriosa.

Ingredientes
1 o 2 filetes de ternera por persona
1 par de lonchas de jamón serrano
2 dientes de ajo
1 pastilla de caldo
1 cebolla
1 o 2 pimientos
1 vaso de vino blanco
harina
perejil
sal
aceite de oliva

Preparación
Cortamos los filetes en tiras de unos tres dedos de anchura. Picamos el jamón en trocitos y hacemos un majado con un diente de ajo y el perejil.

Agregamos el majado con el jamón y mezclamos bien y con esta pasta de jamón y ajo rellenamos las tiras de ternera y las envolvemos sobre si mismas. Podemos sujetar con un palillo para que no se nos deshagan al dorarlos. Enharinamos bien los niños envueltos.

Picamos bien  la cebolla y el pimiento. 

En una sartén amplia ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar y doramos los niños. Después apartamos y reservamos.

En la misma sartén hacemos un sofrito con la cebolla, el ajo y el pimiento. Cuando ya está bien tierna la verdura, agregamos la pastilla de caldo y un vaso de vino blanco, y dejamos reducir.

Cuando el vino se ha evaporado un poquito añadimos los niños de nuevo y dejamos que se empapen y se cocinen con la salsa . Cuando la salsa se haya reducido están listos para comer. También puedes pasarla por la batidora como hago yo, para poder mojar pan. Y listos.




Publicar un comentario