jueves, 23 de octubre de 2014

Calabacines rellenos

Sin duda, después del arroz, lo que más me cuesta es encontrar formas atractivas de preparar las verduras y las hortalizas.

Como ya se por las berenjenas, que rellenitas les gustan, se me ocurrió una vez que los calabacines, así rellenos y al horno podían estar muy buenos. Los calabacines los suelo rellenar con una pasta de bechamel y carne, y la verdad es que quedan de muerte. Venga, os cuento como los preparo y luego cada uno que decida si le gustan o no.

Esta vez hemos hecho vídeo, para los que tengan el ojo vago para leer:

Ingredientes
1 calabacín por persona
1/2 kilo de ternera picada
queso rallado
aceite de oliva
1 cebolla
1 ajo
leche
harina
1 pastilla de caldo

Preparación
Lavamos los calabacines y los cortamos longitudinalmente en dos mitades. Vaciamos la pulpa formando una barquita y reservamos, tanto la pulpa de calabacín, como las barquitas.

Cortamos la pulpa del calabacín en trocitos, Pelamos la cebolla y la picamos finita, hacemos lo mismo con el ajo.

En un sartén ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva y doramos la cebolla, añadimos el calabacín y cuando está medio hecho añadimos el ajo. Despés añadimos la carne y la doramos junto al calabacín y la cebolla. Cuando la carne esté cogiendo ya color, añadimos desecha, la pastilla de caldo y una cucharada de harina, mezclamos bien y vamos añadiendo chorritos de leche hasta tener una pasta con la consistencia del yogur más o menos.

Rellenamos las barcas de calabacín con esta masa y los colocamos en una fuente refractaria con una gota de aceite de oliva en el fondo. Lo metemos al horno a 180-200 grados, cuando veamos que el calabacín ya está blandito espolvoreamos con queso rallado y gratinamos un par de minutos más. Después sacamos la fuente y servirmos.

Ya me dirás si están buenos.
Publicar un comentario