jueves, 30 de octubre de 2014

Salchichas frescas al vino blanco

Esta receta es el colmo de la simplicidad. Los ingrediente son muy asequibles, por lo que apenas notarás en la cesta de la compra que estás incluyendo una comida proteica, la preparación es básica y el tiempo de elaboración mínimo, en unos veinte minutos lo tendrás, y eso, con el acompañamiento incluido.

Hay que decir que para esta receta es aconsejable usar salchichas frescas blancas. Si habéis comprado estas salchichas, sabéis que las hay también rojas, y aunque el sabor es bueno deja mucho que desear si las comparamos con las blancas (ojo, para esta receta)...y ya de mezclarlas ni hablamos. Tampoco valen las salchichas tipo frankfurt, o vienesas, lo suyo es salchicha fresca y blanca.

Pero, venga vamos allá, lo primero la videoreceta:
Y ahora la receta escrita.

Ingredientes
4 o 5 salchichas frescas blancas por persona
1 vaso de vino blanco
1 pastilla de caldo concentrado
2 cucharada de aceite de oliva

Preparación
Con un tenedor o con un palillo de brocheta, pinchamos cada salchicha dos o tres veces  por ambos lados.

En una sartén amplia ponemos dos cucharadas de aceite de oliva a calentar, y freímos en él las salchichas. Cuando estén bien doraditas por todas partes disolvemos la pastilla de caldo en el aceite y añadimos el vino blanco.

Dejamos hervir todo junto hasta que el vino haya reducido y los jugos se hayan mezclados. La salsa debe ligeramente espesa y bien emulsionada. Y estarán listas para comer.

Trucos

Puedes acompañarlas con puré de patatas (es lo que mejor le va) o unas patatas fritas y una ensalada para completar los grupos de alimentos, y tendrás el menú listo


Publicar un comentario